¡Qué gran tiempo para ser una mujer sin cabeza!

Moda buena, bonita y barata Todo sobre donde encontrar la ropa mas barata de España, Shein, Primark, Amazon...

 

“¡Qué gran tiempo para ser una mujer sin cabeza!” Así comienza el tumblr “The Headless Women of Hollywood” (Las mujeres sin cabeza de Hollywood), un proyecto que pone la alarma sobre la peculiar forma en que las mujeres protagonizan los carteles de Hollywood con frecuencia: sin cabeza, sin cara, a trozos, deshumanizadas. Sí, estamos en el siglo XXI.

Piernas, culos, tetas, bocas, manos… Es la triste realidad de la cosificación a la que nuestros cuerpos son sometidos a menudo en los medios de comunicación sin ningún tipo de reparo, una moda para promocionar películas que parece sacada de las cavernas pero que sigue utilizándose con el único fin de publicitar algo y que la gente (quizá los machos alfa, no lo sé) tenga más interés en aquello que se anuncia.

portadasSelección de algunas de las portadas que se pueden encontrar en “The Headless Women of Hollywood”

El proyecto, que no llega al mes de vida, denuncia esta mala práctica (o costumbre) del marketing colgando cada día un cartel promocional de una película y demostrando así los cientos de ejemplos en los que se reduce a la mujer a una cosa, un fetiche o algo que puede ser usado de la forma que unx crea más conveniente sin que pase nada porque parece que nuestra cabeza, lo que pensemos o lo que sintamos, no cuenta o no interesa. Que pasa si no pago a Vivus

Un pequeño paseo por The Headless Women of Hollywood pone los pelos de punta (o al menos me los ha puesto a mí) al ver tanto cartel junto haciendo lo mismo. No es nada nuevo, llevamos años viéndolo y también en otros tipos de anuncios. Sin embargo, que sea una práctica habitual no significa que sea normal o ético. Yo, como mujer cis, estoy cansada de ser representada de esa forma en los medios.

Estoy cansada de que nuestros cuerpos se cosifiquen como reclamo para el público masculino. Me agota y me da hasta pereza. Pero a la vez me da miedo porque a pesar de las denuncias por parte del público se sigue dando y vamos a seguir criando a niñxs que piensen que eso es lo normal, y que la hipersexualización mola mucho, pero dar el pecho en público ya no porque no estamos mostrando nuestro lado sexy. En fin 

Sólo me queda decir lo evidente: nuestras cabezas valen mucho, y muchas de ellas son brillantes. Más cabezas y más humanidad en publicidad, que somos personas 

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20