Not Another Fashion Blog

Moda buena, bonita y barata Todo sobre donde encontrar la ropa mas barata de España, Shein, Primark, Amazon...

 

Chicos, Barbie vuelve a estar de moda. Desde que hace unos días Moschino presentara su última colección Primavera/Verano 2015 basada en la famosa muñeca, parece que todo el mundo vuelve a hablar de ella y que, además, va a estar en todas partes. No en vano, si las pasarelas dictan lo que van a ser las últimas tendencias, me parece que a la Barbie la vamos a tener hasta en la sopa, porque serán muchas más las marcas que se harán eco de esta nueva moda.

Jerséis de color rosa fucsia, sudaderas con frases como “I love you Ken” y similares, calentadores y otras prendas, sobre todo ochenteras, que popularizó la muñeca americana por excelencia, van a inundar las tiendas, no sólo las premium y de lujo, sino también las low cost. Ya veremos lo que tarda Zara en copiar lo que se ha visto en las semanas de la moda más importantes. Y con ella, detrás van H&M y muchas más.

Qué fantástica estaba siempre la Barbie…

No es que me parezca mal. Admito que el color rosa me gusta, y las sudaderas vintage me pirran. No lo voy a negar. Tampoco voy a mentir y decir que yo no jugué con Barbies. Lo hice, como cualquier otra niña de mi generación, aunque las que más me gustaban no eran las típicas rubias, las más arias que llamo yo, sino las versiones que se sacaban con motivo de las pelis de Disney. La Sirenita, Jane la de Tarzán, Esmeralda, Megara… Esas, vamos.

Las modas vienen, se van, y luego vuelven cada cierto tiempo. Es normal que la ropa ochentera que vestía la Barbie haya vuelto, porque todo lo que va, viene y todo lo que sube, baja. Es ley de vida, esta industria funciona así. Lo que me mosquea es que, como siempre, haya un mensaje implícito detrás de todo esto. ¿Quieren que seamos muñecas Barbie? Sí, todo lo independientes, modernas y fantásticas que queráis, pero al fin y al cabo un modelo patriarcal de mujer, una chica bastante sumisa a pesar de las mil y una profesiones que podía ejercer, para qué nos vamos a engañar.

No por nada, ya el grupo nórdico Aqua ridiculizó en su momento a la muñeca. Basta con leer la letra de su canción “Barbie Girl” para descubrir que, tras una aparente imagen divertida en el videclip, la crítica era más que evidente, poniendo a Barbie como una rubia tonta (“I’m a blond bimbo girl”) que se deja hacer lo que quieras, incluso desvestir… ¡en cualquier parte! (“You can brush my hair, undress me everywhere).

Sin embargo, la sumisión y la actitud patriarcal de Barbie no es lo único que se les reprocha a los creadores de la muñeca. Y es que con los años, la muñeca fue haciéndose menos curvilínea y más tipo-palo, hasta llegar a la muñeca que es hoy, con unas medidas imposibles, irreales y poco sanas, que puede que nos haya afectado inconscientemente más de lo que creemos a las niñas que hemos jugado con ellas.

Como digo, es una moda más que vuelve, como el turrón cada Navidad. Pero no me gusta el mensaje que se puede llegar a transmitir con ello, porque jugamos de nuevo con la libertad y la independencia de las mujeres, a las que nos ha costado que se nos vea como algo más que “objetos de deseo”. Y esto es peligroso, porque aún hay mucho cavernícola suelto, y más en este país.

Tras esta charla que acabo de soltar, os dejo el videoclip de Aqua, con el que seguro que a muchos se os despiertan recuerdos de la infancia. Yo tenía ocho años cuando salió… No digo más =). Hasta la próxima entrada.

Hydro Herbs: La mejor solución para regar tus plantas

Compártelo:

Not Another Fashion Blog

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20