Montar una start-up: ¿la solución a tu vida?

Moda buena, bonita y barata Todo sobre donde encontrar la ropa mas barata de España, Shein, Primark, Amazon...

 

Desde que la crisis empezó a causar estragos en nuestro país no se habla de otra cosa más que de emprender y montar start-ups. Todo son espacios de coworking, incubadoras, lanzaderas, iniciativas y concursos para premiar ideas emprendedoras. Eso está muy bien, pero quizá se está transmitiendo el mensaje equivocado a la población: es como si, por un lado, emprender fuera tarea fácil, y por otro, montar una empresa fuera algo que debiéramos hacer todos.

Me recuerda a cuando TVE estrenó Españoles por el mundo. El programa mostraba sólo la cara amable y afortunada de aquellos que verdaderamente habían tenido éxito allá donde habían ido, bien por su situación económica privilegiada anterior que les había permitido arriesgar, bien porque gracias al continuo esfuerzo y a su buena formación habían podido conseguir puestos de trabajo verdaderamente envidiables.

Las start-ups está creciendo como setas. Las start-ups están creciendo como setas. Aquí tenéis como ejemplo a las pertenecientes al programa Plug and Play Spain.

Creo que con las start-ups y el emprendimiento pasa lo mismo. O bien cuentas con un buen colchón para ahorrarte más disgustos de lo normal, sea porque te lo has ganado tú trabajando duro o porque papá o mamá tienen pasta; o bien te has preparado para ello con una formación económica y empresarial para saber más o menos (la incertidumbre siempre está ahí) a qué te enfrentas y cómo superar los obstáculos, porque empezar un proyecto empresarial no es un camino de rosas. rapidos-y-furiosos-8-latino

Como decía antes, tal y como ocurría con Españoles por el mundo sólo se está contando la parte bonita, aquella de los emprendedores que han ganado premios o han logrado montar una empresa con éxito y de las start-ups que se han hecho de oro de la noche a la mañana. Parece que emprender es la solución a todos nuestros problemas y eso no tiene por qué ser así. De hecho, son muchos los que naufragan. Por eso, no creo que sea del todo bueno que se obvien tanto los casos fallidos. No es ni objetivo ni justo para los ciudadanos, que pueden llegar a pensar que emprender es un proceso mágico mediante el que te haces rico y popular.

La verdad es que no todos servimos para emprender o no estamos hechos para ser empresarios. Y no tiene nada de malo. Quien se conoce a sí mismo de verdad sabe dónde están sus límites y creo que esto es muy importante para no hacerse ideas equivocadas y montarse castillos en el aire. El problema, en mi opinión, es que hemos llegado a una situación tan desastrosa en cuanto al mercado laboral que o se empezaban a impulsar estos proyectos o la desesperación y la impotencia por no encontrar un empleo habría hundido aún más a los españoles.

Con la moda de las start-ups, de paso, el gobierno no tiene que preocuparse por promover más iniciativas para la contratación. Si nosotros mismos nos las creamos, eso que se ahorran.

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20