Guía para emigrar a Suecia

Moda buena, bonita y barata Todo sobre donde encontrar la ropa mas barata de España, Shein, Primark, Amazon...

 

Pensando en algo útil que escribir para quien quisiera leerme, me planteé que quizás ya era hora de que compartiera consejos prácticos sobre el país en el que vivo desde hace casi dos años y medio.

¿Es necesaria una guía así? Quizás no tanto, creo que se pueden encontrar otros links en Internet que también resulten informativos. ¿Qué es lo que puedo aportar yo, entonces, a todo este maremágnum? Sinceridad, porque este país está muy idealizado y te puedes llevar una buena leña al llegar si no te mentalizas sobre algunos temas; mi experiencia; y trucos, por si te pasa como a mí y como a tantas personas, y no tienes la suerte pegada al culo.

Motivos para emigrar a un país como este sin tener una oferta de trabajo bajo el brazo los hay varios, pero no muchos. Quizás es a raíz de la beca Erasmus, por haber conocido a alguien de Suecia, o por haber conocido a alguien a quien le salió una oportunidad aquí arriba. Ya de antemano, os comunico que no es recomendable venirse aquí sin cumplir ninguno de los casos que he mencionado. Esto no es como cuando la gente decide de un día para otro irse a trabajar a Londres. Conseguir un sitio para vivir y trabajo no es fácil salvo que vengas de una profesión técnica (informática, ingeniería, etc.), docencia (a pesar de que tendrás que estudiar al menos 3 años en total para poder tener un contrato como el de tus compañeros suecos) o medicina (aunque antes tendrás que cumplir el requisito del idioma, para lo cual tardas 6 meses como mínimo). En el resto de casos, se trata de armarse de paciencia. La sociedad sueca no tiene prisa ninguna con nada, y puedes pasarte una parte de tu vida intentando encontrar el trabajo que te gusta, y quizás ni conseguirlo.

En todo caso, tanto si la razón inicial para venir es por estudios o por temas de pareja, y sois europeos, estas son las cosas que deberíais hacer nada más llegar.

El Personnummer

Ve al Arbetsförmedlingen a registrarte como desempleado para que te den el Samordningsnummer, que es como un DNI provisional de 6 meses de duración hasta que consigues el permanente, el Personnummer. Para bien o para mal, en Suecia está todo muy centralizado y sin este número no vas a poder hacer nada. Ni siquiera abrirte una cuenta bancaria o registrarte para poder encontrar un piso, o incluso apuntarte a un gimnasio. Esto me lleva a una buena pregunta: ¿cuándo te dan el Personnummer? Si estás casada/o con alguien, directamente te vas al Skatteverket a hacer la solicitud y lo tendrás en un mes. Para el resto de los mortales, el Personnummer no lo puedes pedir hasta que no consigas un contrato de trabajo de al menos un año, o que demuestres que vas a estudiar más de un año en Suecia.

Mi recomendación: como administrativamente casi no existes y no puedes hacer nada sin el Personnummer, intenta encontrar trabajo de lo que sea para poder «existir», al menos. Otra opción es la siguiente: registrarse en University Admissions (la web en la que se solicita acceso a estudios universitarios) a cualquier programa de más de un año de duración para poder demostrar que vas a estar un tiempo aquí. Para el acceso, basta con el título universitario europeo, el SET y el C1 de inglés (para los programas en inglés, el resto se necesita sueco). Los estudios universitarios en Suecia son gratuitos, así que no pierdes nada. Incluso ganas: porque si encuentras algo que te gusta, normalmente con el TFM o las prácticas finales te suelen contratar en la empresa, así que es una vía.

El piso

Lo de los pisos es una jungla. Si te decides por estudiar, normalmente la universidad te echará una mano. Si no, y si a tu pareja no le han facilitado un piso en el trabajo, hay que registrarse en todas las webs de pisos posibles porque va por un sistema de puntos, y si no tienes puntos y no has estado un tiempo (años) haciendo cola, no tienes derecho a piso a un precio asequible. La otra opción es la burbuja de los pisos de segunda mano, a lo que tuvimos que recurrir nosotros al principio. Los precios, como digo, serán más caros porque la gente se aprovecha de toda esta situación. Y por otra parte, cada cierto tiempo habrá que mudarse cuando a esa persona le venga en gana disponer de su piso otra vez, aunque se haya firmado un contrato (también nos pasó).

¿Cómo te registras? Con el dichoso Personnummer. A veces también te piden que adjuntes el contrato de trabajo. La pescadilla que se muerde la cola es un tema recurrente en este país.

El idioma

Dando por supuesto que el inglés está superado (sin saber inglés se puede pasar muy mal y tardar aún más en integrarte y encontrar trabajo), el sueco lo calificaría como de «imprescindible» si de verdad quieres entender lo que pasa a tu alrededor, entender esta cultura, integrarte y tener la opción de conseguir un trabajo mejor.

Se puede trabajar y vivir completamente en inglés, pero eso solo será posible si has estudiado alguna ingeniería, si vives en una ciudad más grande y abierta como Estocolmo o Gotemburgo, y si no te importa vivir toda tu vida en una burbuja y que te traten peor en los comercios (desde que hablo sueco fluido ya os digo que se nota la diferencia en el trato). Por otra parte, yo lo veo una cuestión de respeto hacia la cultura que te acoge. Es como que alguien se plantee trabajar toda su vida en España sin aprender español… como las colonias de Benidorm.

¿Dónde se aprende sueco? En un primer momento, en el SFI (Svenska för invandrare), al que te puedes apuntar ya con el Samordningsnummer (aunque os digan lo contrario, como ciudadanos europeos tenemos derecho y se pueden meter en un lío si ocurre y lo denuncias) y por supuesto con el Personnummer. Hay dos modalidades: si no tienes trabajo, tipo intensivo, todos los días varias horas. He oído que esta opción no está mal. La otra opción es un día a la semana después de trabajar. En este caso, el nivel es lamentable. Sentiréis que perdéis el tiempo y realmente es así a veces, pero hay que apuntarse para demostrar que se tiene interés. Recomiendo combinarlo con estudio en casa a piñón, porque si no, no avanzaréis. Una vez superado el SFI, que es como un B1-B2 (aunque diría que no llega a un B2), tenéis la continuación en el Komvux, que es la misma caca de vaca. Graffitis de Yasmin para Descargar

Mi recomendación: si estáis parados, pedid en el Arbetsförmedlingen que os apunten a Korta Vägen, que es lo más parecido a lo que en el resto de Europa entendemos como un curso intensivo. En menos de un año tenéis un C1 y encima suelen dar una bolsa económica que no está mal. Yo hice el curso y realmente gracias a él he podido tener el nivel que tengo hoy y he podido trabajar en sueco en una agencia de comunicación gracias a eso. Los requisitos que te suelen pedir en el Arbets es que tengas educación superior y que como razón digas que si no lo haces, lo tendrás difícil para integrarte.

Si no estás en paro pero quieres tomarte un año para ponerte al día, puedes hacer lo mismo en la universidad con el Behorighetsgivande kurs i svenska, un curso de 60 créditos de duración impartido en las universidades más importantes, gratuito cuando procedes de un país de la Unión Europea, y con un nivel al que estamos acostumbrados en España.

Trabajo

Lamentablemente, a veces tener buen nivel de inglés y saber sueco no te da garantías de tener el trabajo de tus sueños al día siguiente. Hay una cosa que en España chirría un poco, pero que es la realidad: cuando salimos de casa somos extranjeros, inmigrantes. Y como tal, vamos después de los suecos. La experiencia de este país sin duda es una cura de humildad para la mayoría, porque al final aprendes a vivir de otra manera y a afrontar situaciones que otras personas no podrían.

En mi caso, toda esta experiencia me ha hecho más fuerte, pero he sufrido mucho. Yo llegué con un curriculum ya bastante aceptable, con varios años de experiencia, varios idiomas, experiencia en empresas internacionales, manejo de muchos programas y buenas referencias. A día de hoy, sigo sin trabajo fijo. Al principio tuve que aceptar trabajos que no quería en empresas que se aprovechan de tu condición de inmigrante para hacerte peores contratos y exigirte más que a otros. Pero por lo menos eso me proporcionó un colchón económico que necesitaba y que sabría que me vendría bien.

Una vez se empiece a trabajar hay que apuntarse inmediatamente a la A-Kassa, porque resulta que sin eso no tendrás prestación por desempleo cuando estés en paro. Hay que estar pagando mínimo durante un año (son unos 10 euros al mes). A mí nadie me informó hasta que ya fue tarde y por ello no he podido recibir esta prestación cuando no me alargaron el contrato en el último colegio. Imprescindible, de verdad.

En el caso de que estudiéis un programa universitario en Suecia, esta es la vuestra. En Suecia, 7 de cada 10 empleos no se anuncian en portales de empleo o LinkedIn, sino que se solucionan de una de las siguientes maneras: contactos, enchufe o tfm / prácticas. Hacer un TFM aquí te abre muchísimas puertas. Respecto a los otros 3 de cada 10 empleos, esos sí que son a través de convocatorias oficiales. Ahí hay que insistir y no desistir.

Para profesiones reguladas, como medicina, enfermería, docencia, se necesita sacarse el C1 de sueco y, en el caso de la docencia, de uno a dos años de formación complementaria, la llamada Utländska Lärarvidareutbildning, para tener las mismas condiciones que tus compañeros; en el caso de medicina, la llamada Kunskapsprov (examen de conocimientos, como otro MIR).

Las cosas buenas

Habiendo dado cuenta de todos estos consejos, puede que la imagen de este país haya cambiado un poco en la persona que me lee. Suecia no es un país que se caracterice por ser abierto y parece que están hartos de ser generosos con las ayudas y con la Unión Europea (lo cual no deja de ser una contradicción porque han acogido a muchísimos refugiados y les siguen dando apoyo). Como yo lo veo, es que aquí hay espacio para todos, el problema es que en general les cuesta aceptar que las cosas han cambiado, que no es realista pretender vivir como lo hacían hace 20 años, de espaldas completamente al mundo exterior.

¿Compensa esta constante lucha? Yo lo pasé fatal en mis años en España, durante años tuve que pasar por prácticas, unas tras otras, porque no había otra opción. Peor, económicamente, no me podía ir. En ese sentido, con casi cualquier trabajo que cojáis aquí tendréis un salario digno. Así que compensa, sí. A veces se pasa mal, también. Hay que sopesar. Ahora, que una vez lo consigues, ya estás tranquilo para toda la vida. Y cosas buenas, las hay muchas también. Empezando, como he dicho antes, en que cualquier tipo de educación aquí es completamente gratuita y ahí se incluyen por supuesto los programas de máster. La gente no roba y suele respetar la propiedad de otra gente. Los derechos laborales se respetan. El aire que respiras no tiene color. La naturaleza, el paisaje, y cómo se cuida, tampoco. La comida, a mí me gusta mucho. Y bueno, aprender otro idioma siempre es interesante (yo disfruté bastante Korta Vägen, a pesar de todo). Todo depende de lo flexible que seas como persona y de tu capacidad para aceptar lo diferente.

Todos estos consejos sirven un poco para empezar en este país. Una vez se consiguen todas las cosas que menciono vienen otros problemas administrativos. Ya que lo que he pasado yo se lo deseo francamente a poca gente, si tienes cualquier duda acerca de este proceso me puedes contactar sin reparos.

Guía para emigrar a Suecia

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20