Caballero, aprenda a estar solo (y explore su ano)

Moda buena, bonita y barata Todo sobre donde encontrar la ropa mas barata de España, Shein, Primark, Amazon...

 

Me veo reconocida en muchísimos memes de introvertidos y otras tantísimas cosas (ventajas de un largo recorrido de autoconocimiento patrocinado por la persona que me ha salvado la salud mental, mi querida antigua terapeuta) pero algo en lo que jamás pensaba que caería sería eso de alcanzar récords. Yo, que evito competir a toda costa porque no soporto lo que conlleva a muchísimos niveles (lo siento, hoy no voy a explicar el neoliberalismo aplicado a absolutamente todo). Y coincidiendo con los Juegos Olímpicos de Tokio me doy cuenta de que he vuelto a este mi (igual ya no tan secreto) rincón secreto tras nada menos que cuatro meses. Ni con parón creativo y depresión allá por 2017/2018 estuve tanto tiempo sin actualizar mi querida página. ¡Un récord, yo!

Y a la vez, tengo poquísimas y muchísimas cosas que contar. Para variar, aquí me tenéis haciendo un uso excesivo de la palabra «cosas». También de nuevo sumida en el tedio más absoluto de esta ciudad sueca llamada Norrköping, a la que al fin diré bueno, pues molt bé, pues adiós en apenas un mes. Os aseguro que vivir en esta ciudad te hace las veces de prepararte para un temporada de cero contacto social y no morirte del asco. Eso, evidentemente, si vienes de una ciudad tan grande o más que Valencia, porque si creciste en una pequeña población manchega o andaluza o extremeña o valenciana, puede que esto te parezca Ciudad Capital. O si eres más conformista, es probable que una ciudad sueca de cien mil habitantes con una quincena de restaurantes, la misma gente en todos lados y un provincianismo insalvable, esto te sobre y te baste. Aunque parezca lo contrario, no os juzgo, pero no me obliguéis a que me guste.

Caballero, aprenda a estar solo (y explore su ano)

Lo que tampoco ha cambiado es lo mucho que he pensado y reflexionado durante estos cuatro meses. En abril, mayo y durante la primera quincena de junio probablemente mi pensamiento más frecuente fue Virgencita, que se acabe el curso ya. En esto, para mi sorpresa, he conseguido otro récord: realmente lo llevaba deseando desde primeros de marzo, profundamente harta de la monotonía de un trabajo que no me llenaba y en el que poco podía progresar (al menos, como yo quería, que era justamente no ejerciendo ese trabajo). Desde este rincón no tan secreto solo puedo estar agradecida a mis estudiantes, que verdaderamente hicieron del curso pasado un paseo en barca más que divertido, a pesar de todo. Y es que la gran novedad es que por fin me mudo a la civilización (artist digo city to be announced soon) y empiezo una etapa que llevaba esperando desde 2013, si me pongo exacta.

¿Algún aprendizaje de estos ocho largos años que quiera compartir? Tal vez muchos, sin embargo, quizás solo me acuerde de los más recientes gracias a que el cerebro es un órgano amable que con frecuencia bloquea los episodios más traumáticos. Así que cojo el comodín de responderé con lo que me acuerde, que posiblemente resultará positivo y enriquecedor para quien me lea:

  • He desarrollado una tolerancia enorme a la frustración, algo que en un primer momento me hizo muy de nihilist memes y me ha acabado por ayudar a sentar la cabeza y quitar hierro a casi todos los asuntos.
  • He aprendido a no tirar la toalla cuando no se tiene que tirar. Y a dejar marchar cuando no hay remedio.
  • Al hilo de lo anterior, he aprendido a escoger mis luchas, no solo en lo laboral (reconozco haberme visto reflejada en algunos comportamientos de Cameron Diaz en Bad teacher) sino también en lo social. No me pongo a explicar ya nada a nadie que no quiera escuchar, ni cambiar ni mostrar un mínimo de humanidad. No te voy a dar explicaciones de por qué no bebo porque no me da la gana, Hulio.
  • He comprobado que soy más fuerte de lo que pensaba.
  • Todo te enseña y te sirve de alguna manera. Me he enfurruñado muchas veces con tener que hablar sueco perfecto para poder encontrar un trabajo que me gustara, en comparación con otras personas que conocía y fue llegar y besar el santo, pero eso me ha servido para estar más integrada, para acceder a cualquier tipo de estudio universitario en este país y ahora para mejorar en mi carrera.
Caballero, aprenda a estar solo (y explore su ano)

Otras cosas menos serias pero bastante interesantes que he aprendido: Muestras gratis shaka

  • Hay algunos hombres que tienen tendencia a que les salgan abscesos en la zona del ano. Cada vez conozco a más que han tenido uno o con familiares que lo han pasado. Aviso: no es agradable. Segundo aviso: eso deja luego agujero. Recomendación: haced caso al famoso meme que también da título a esta entrada, Caballero, explore su ano.
  • Aprender a estar sola o solo es un arte que te va a salvar en cualquier momento. En una pandemia, en una ciudad soporífera, en un país extranjero, en un mes de agosto con todo el mundo fuera de la ciudad y tú pasando calor.
  • Cuídate la cocorota antes de que sea demasiado tarde, es decir, antes de engancharte al coaching, al mindfulness y a la ayahuasca y ya no te plantees la más remota posibilidad de buscar ayuda profesional por el colocón que llevas encima. Repito: la terapia es la mejor inversión de tu vida.
  • He aprendido a cortarles las uñas a mis cobayas, por fin. El secreto simplemente radicaba en unas buenas tijeras.
  • De verdad de la buena: no es oro todo lo que reluce. No te dejes deslumbrar por las vidas de otras personas. Hoy en día se puede elegir muy bien lo que mostrar y estamos rodeadas de espejismos.
  • Ya se me acabó el tiempo (en realidad hace millones de años, o sea hace cinco o así) para la gente que busca compulsivamente llamar la atención, utilizan la manipulación emocional o tienen problemas de gestión de la envidia. Al mínimo signo hay que emprender la huida.
  • Y lo mejor para el final: que cada vez me da más igual lo que opine la gente.

Y hasta aquí la actualización del cuatrimestre. Lo que no puedo decir con exactitud es cuándo publicaré el próximo post, pero desde luego os aseguro que volveré y (espero) menos aburrida.

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20