Acabo de descubrir a Tyler Feder y estoy fascinada

Se avecina post visual más que con chicha. Lo cual tiene todo el sentido del mundo porque me trae el reciente descubrimiento de la ilustradora Tyler Feder – Roaring Softly, con cuyo trabajo me topé la semana pasada por redes sociales (nunca podremos estar lo suficientemente agradecidxs a estos nuevos medios, fuente inagotable de inspiración y de visibilización de artistas de todo tipo).

Yo venía a hablar pues de Tyler Feder. Se trata de una ilustradora estadounidense que ha trabajado para Netflix, Comedy Central o ESPN, y cuyas viñetas e ilustraciones son una joyita por su mensaje tan necesario en estos años que corren, en los que parece que estamos yendo más p’atrás que p’alante en lo que a igualdad y feminismo se refiere. Y también necesario porque es interseccional y porque bebe de la cultura pop para retratar a muchos personajes femeninos que amamos. Pero dejadme que os dé mis motivos para quererla de forma más gráfica.

1. Porque su feminismo es interseccional. Se dirige a todo tipo de mujeres, con todo tipo de cuerpos, de cualquier raza o religión.

2. Porque nos recuerda que unidas somos más fuertes.

3. Porque sus viñetas derrochan body positivity e incluyen todo tipo de cuerpos. 

4. Porque dibujó a todas estas mujeres, en riesgo de exclusión/marginalización a causa de las políticas y el discurso de Trump. Y así de guay quedó.

5. Porque toma referencias feministas de la ficción. Esta chica está a la última y no duda en retratar a personajes femeninos populares para reivindicar.

6. Porque se ríe de la operación bikini y de la imposición del rígido canon de belleza que impera en esta nuestra sociedad occidental.

6. Porque ha retratado a sus fans LGBTQIA+ de Instagram en esta bonita ilustración. 

7. Porque manda a tomar viento fresco los estereotipos de género.

8. Porque visibiliza enfermedades como la ansiedad. 

9. Porque tiene esta ilustración de la inolvidable pareja de San Junipero de la serie Black Mirror.

9. Porque se sirve de un personaje tan poderoso como Once, de Stranger Things, para recordar la importancia del consentimiento. Porque por mucho que os pese, si no lo hay, eso es violación.

10. Porque nos recuerda la valentía de Malala y su gran papel por la igualdad de derechos de las niñas.

11. Porque ha dedicado esta ilustración tan bonita a todas aquellas ilustradoras a las que admira. Eso es adorable.