Los libros de Rachel Ignotofsky, un must para inspirar a las niñas

Huelga decir que desde pequeñas, empezando por los juguetes, a las niñas nos motivan a distintas cosas que a los niños. Los juegos de estrategia, construcción o ciencia, por nombrar algunos ejemplos, se dirigen casi siempre a los chicos, mientras que a nosotras se nos dirigen otros tipos de juegos, más destinados a aprender y asumir tareas como cuidar, cocinar o arreglarnos. Esto influye, y mucho, en nuestro futuro y en el de cualquier criaturita.

Luego, en el colegio, muchos profes a menudo te inculcan la idea de que a las niñas se nos dan mal las mates y la ciencia en general. Yo soy del 89 y tengo un recuerdo muy nítido de esto, sobre todo de Primaria. Tanto es así que, aunque era alumna de sobresaliente en todas las asignaturas, estaba convencida de que yo en realidad solo valía para las letras. Y llegado un momento dado, hasta temía las asignaturas técnicas por esa inseguridad que me crearon. Supongo que como yo, habrá habido y habrá muchos casos.

A muchos señoros les parecerá una obviedad esto de la estimulación científica de las niñas porque sabemos cómo funcionan: lo que no les ha pasado a ellos, no existe, es imposible e inconcebible y, por tanto, no hace falta su mejora. Pero tontainas aparte, muchas (y muchos) sabemos lo importante que es la educación de las niñas en estas asignaturas para que desarrollen una curiosidad, un interés y una seguridad que les ayude en el futuro a decidir con más garantías y más información a qué se quieren dedicar. Y es aquí donde enmarco el trabajo de Rachel Ignotofsky.

Esta ilustradora y autora estadounidense ha dedicado varios libros a mujeres esenciales de la ciencia y el deporte (otra disciplina tradicionalmente reservada para los niños) para que las niñas y, por qué no, también los niños, sepan que existieron, para motivarles y para ofrecerles modelos distintos de los que reciben diariamente en los medios de comunicación, donde hasta en las series de dibujos lo neutro siempre es lo masculino y luego está la chica, normalmente única representante femenina, que no es nada más que eso, el estereotipo rancio de lo que se supone que es una chica.

El trabajo de Rachel Ignotofsky no es solo precioso (porque vaya ilustraciones más maravillosas <3). Es, además, muy necesario para la educación de las niñas de cualquier parte del mundo. Y eso, sin mencionar la gran labor de visibilización que la ilustradora y autora hace de tantas mujeres que han contribuido al progreso y que merecen algo más que el recuerdo de sus nombres (que ya sería). Y a mí me queda poco más que decir, por lo que a continuación os adjunto imágenes de los 4 trabajos de Rachel que más me han llamado la atención, para que gustéis y admiréis el talento de esta mujer: Women in Science (libro), I love Science (libro), Women in Sports (libro) y Female Activists throughout History (póster).

Women in Science

I love Science

Women in Sports

Female Activists throughout History