Decidí tomarme la pastilla roja y ver hasta dónde llega la madriguera

Mi amiga Laura Ascaso es fotógrafa. Tremendamente creativa, empática, divertida, adorable… En fin, Laura es mi amiga, qué voy a decir de ella sino cosas buenas.

Desde hace cuatro años, Laura también es vegana. Y como soy una persona muy curiosa, le he hecho esta entrevista para tratar de entender mejor este estilo de vida tan extendido y con el que simpatizo en tantas cosas.

laura-ascaso
Foto de Jaime Tenas

¿Cómo fue el hacerte vegana? ¿Cuándo ocurrió y por qué?

Mi visión cambió hará ya cuatro años, de un día para otro. Un muy buen amigo mío me dijo: “Te vas a reír pero me voy a hacer vegano”. Efectivamente me reí. Dejar de comer queso… ¿estamos locos? Pero vi el mismo vídeo que él y entonces los que se rieron de mí fueron mis padres. La verdad es que cuando tu cerebro hace click es bastante sencillo, dejas de comer no porque no debas, sino porque no quieres. Por eso las dietas cuestan tanto, porque no se suelen hacer por convicción.

¿Cómo fue todo el proceso hasta el día de hoy? ¿Cómo lo has vivido?

Fue sencillo a la par de complicado ya que hay mucha información al respecto. El mismo día, mi hermano y mi madre decidieron seguir el mismo camino y eso nos motivó, fue trabajo en equipo, empezamos a preocuparnos por lo que comemos y cómo comemos. Supongo que además de hacer click en el cerebro debes tener una empatía hacia la vida y estar dispuesto a salir de tu zona de confort. Yo decidí tomarme la pastilla roja y ver hasta dónde llega la madriguera.

_lal9408
Foto de Jaime Tenas

¿Por qué crees que cada vez hay más personas veganas? ¿Crees que es sólo fruto del marketing?

Creo que el principal motivo es que cada vez somos más conscientes de nuestra salud y más conscientes del maltrato animal. Algunos deciden ser veganos temporales por temas de purificación. Y los que deciden seguir la dieta suelen profundizar en temas como el calentamiento global. Todo depende de hasta dónde estás dispuesto a saber y de si tu moral te permite seguir adelante con los hábitos y costumbres que has mantenido toda tu vida.

¿Qué le dirías a quienes piensan que esto sólo es una moda?

Que la información es poder y que tiempo al tiempo. Gracias a Internet se ha conseguido que la información circule masivamente. Además de que es evidente que hay un movimiento ético en marcha, con el crecimiento de la población humana que estamos viviendo seguir comiendo animales de la forma en la que lo hacemos es insostenible. (En Marte ya se está meditando detalladamente que los futuros colonos sean veganos. Equisdé.)

berlin-217
Foto de Raquel Norte

¿Por qué piensas que hoy en día no hace falta utilizar a animales para fabricar objetos (zapatos, bolsos, ropa, etc.) u obtener comida?

Porque cada vez hay más formas de poder hacerlo sin tener que seguir subvencionando a la industria cárnica. Hoy en día disponemos de muchas alternativas de calidad desde opciones sintéticas o las realizadas con fibras vegetales como la fibra de hojas de piña o la microfibra Lorica. Hasta Dr. Marten’s tiene ya su propia línea vegana.

Dicen que la comida vegetariana nunca va a igualar el sabor de la no vegetariana. ¿Verdad o mito?

Igualar es complicado, cada alimento tiene su particular sabor e imitar el de la carne y el pescado es difícil. Realmente no es que sea ni mejor ni peor, que sea vegano no significa que deba saber mal, ni diferente, todo es cuestión de saber mezclar los alimentos. La comida vegana es maravillosa, solo tienes que ir a un buen restaurante y darte la oportunidad de probarla.

_dsc3052copia2
Foto de Laura Ascaso

También se dice que si eres vegetariana, tu dieta siempre va a estar falta de algo. ¿Es cierto?

No hacen falta suplementos por llevar una dieta vegetariana, simplemente hay que ser consciente de lo que necesita tu cuerpo e informarte bien sobre ello. Y eso ocurre también en la dieta no vegetariana. De hecho, es curioso, la famosa B12 que comen los no vegetarianos proviene de animales suplementados con B12. Los suplementos vienen bien hoy en día no por la dieta en sí, sino por la bajada de calidad de los alimentos en la actualidad.

¿Hay alguna diferencia entre ser vegetariana y ser vegana? O, mejor, ¿qué es para ti ser vegana?

Para mí, la única diferencia es el grado de práctica ética. Decidí hacerme vegana no sólo por mejorar mi alimentación, sino porque estoy en contra de cualquier explotación animal en todos los aspectos de mi vida diaria. Por ejemplo, puedo usar una crema hidratante facial igual que la mayoría de personas sin tener que haber maltratado un animal en su proceso de testeo.

_dsc2979_1
Foto de Laura Ascaso

¿Cómo ha cambiado tu vida durante los últimos cuatro años?

El cambio ha sido notable. Mentalmente me siento feliz, fuerte y orgullosa de mí misma. Físicamente me siento mejor, con más energía y con menos digestiones pesadas. Socialmente he ganado mucha paciencia a comentarios desafortunados.

¿Te han preguntado muchas veces desde entonces si sólo comes lechuga XD?

Jajajaja, varias veces, sí. Me río y les contesto que sí, que soy una vaquita. La ignorancia es su felicidad.

Bromas aparte, ¿recomendarías ser vegana? ¿Por qué?

Sí, desde luego, porque además de ser algo ético y moral, también es saludable. El ser humano no necesita productos de origen animal para sobrevivir. Es increíble la enorme ingesta que hay de carne en el mundo y la explotación que genera. Además de cuidar al resto de seres vivos (que considero, debería ser nuestra obligación moral), te estás haciendo un favor a ti mismo y al medio ambiente. Todos nacemos con sensibilidad hacia los animales. Nosotros tenemos la elección. Quizá, el primer paso podría ser hacerse ovo-lacto-vegetariano.

Ya Pitágoras por entonces decía: “Mayor delito que introducir entrañas en las propias entrañas, alimentar con avidez el cuerpo con otros cuerpos y conservar la vida dando muerte a un ser que, como nosotros, vive”.

laura-pelo-15
Foto de Violeta Loba