Las amigas de Àgata, el paso a la edad adulta más indie

Les amigues de l’Àgata (en castellano, Las amigas de Àgata) se ha convertido en el fenómeno indie de la temporada. Este pequeño proyecto dirigido de modo colectivo por Laia Alabart, Alba Cros, Laura Rius y Marta Verheyen ha ido cosechando éxitos desde el año pasado (Premio Abycine Indie del festival Abycine de Albacete, Premio del público del Festival Internacional de Cinema d’Autor de Barcelona D’A, Mención especial del jurado y Premio del jurado joven del Festival Internacional de Cinema de Tarragona), algunos de ellos, sin estar la película totalmente acabada. Por no mencionar las críticas tan buenas que ha recibido desde entonces.

directoras-las-amigas-de-agata
Fotografía de las directoras de “Las amigas de Ágata”, Laia Alabart, Alba Cros, Laura Rius y Marta Verheyen, por Francina Ribes.

Hace algo más de un mes se estrenó a nivel nacional a través de Avalon y por fin pude verla. Salí del cine con ganas de saber más acerca del debut cinematográfico de este cuarteto que tanto promete, así que me puse en contacto con las directoras. Gracias a que además son unas chicas muy cercanas y amables, he tenido la oportunidad de hacerles esta entrevista. Y por si no la habéis visto aún, Les amigues de l’Àgata retrata el paso de la adolescencia a la edad adulta a través de la mirada personal de Àgata y su relación con su grupo de amigas de toda la vida, cuya amistad, de haberlas conocido ahora, muy probablemente no existiría.

Les amigues de l’Àgata, tras la pantalla

La mayor parte de las críticas sobre Les amigues de l’Àgata son tremendamente positivas. ¿Esperabais esta reacción con vuestro primer largometraje?

No nos esperábamos nada de todo lo que ha sucedido entorno a la película. Fue un proyecto de final de grado en Comunicación Audiovisual, por lo que no pensábamos más allá fuera del marco académico. Eso hizo que nos centráramos sobretodo en el proceso creativo, que estuviéramos a gusto y satisfechas con nuestro film, sin pensar en la recepción que podría tener.

En cuanto a las críticas, tampoco nos imaginábamos que serían la mayoría tan positivas. ¡Hay muchísimas películas que nos encantan y que reciben malas críticas! Sabemos que eso pasa y es normal.

Algunas de estas críticas hablan de cómo habéis logrado capturar el paso de la adolescencia a una edad cada vez más adulta, en la que empiezas a ver las cosas de manera distinta porque ocurre lo natural: cambias. De gustos, de manera de ver las cosas… incluso de amistades. ¿Cómo fueron en vuestro caso esos años? ¿Qué hay de Àgata en vosotras?

En nuestro caso fue algo similar al proceso que vive Àgata en la película. Al hacer el guión, pensamos en nuestra vivencia de ese momento, cómo lo habíamos sentido, y lo pusimos en común para crear el personaje de Àgata. Ella es una mezcla de nosotras cuatro, desde su personalidad hasta sus vivencias con sus amigas. En ese sentido, el cambió nos sucedió en la Universidad, donde empezamos a conocer personas con las que compartes intereses y afinidades.

las-amigas-de-agata

Se puede ver como un recorrido a lo largo de toda la película. Al principio vemos que las amigas y Àgata se entremezclan y apenas distingues si se trata de una u otra amiga o si es la misma Àgata. Conforme transcurre la acción, vemos cómo lentamente se separan. ¿Lo hicisteis por este motivo o hubo algo más que os hizo deciros por este tipo de imágenes?

Sí, teníamos esa idea de que en la parte inicial Àgata está entremezclada con el grupo, con imágenes más cerradas, un poco agobiantes. Queríamos mostrar ese proceso lento, como pasa en la vida real, de que nos vamos distanciando de personas o grupos de amigos/as. Todo eso pasaría a través de su rostro y las emociones que se irían depurando, hasta quedarnos con Àgata distanciada del grupo y su cambio interior.

No obstante, toda la película se fue construyendo a medida que íbamos filmando, montando y aprendiendo todas juntas. Por eso también la película tiene una forma menos estilizada al inicio y se ve cómo evoluciona a lo largo del film.

fotograma_3_las_amigas_de_agata

¿Cómo fue rodar de forma colectiva vuestro primer largometraje?

Surgió de manera muy natural, éramos amigas y ya habíamos hecho algunos trabajos en grupo en la Universidad. Era la manera con la que nos sentíamos más cómodas trabajando, aprendiendo unas de las otras y también sintiéndonos más seguras afrontando un proyecto un poco más grande de lo que estábamos acostumbradas.

Para nosotras ha sido una experiencia muy gratificante, ya que la suma de las cuatro nos aportaba más que trabajar individualmente, en este caso. La base de trabajar las cuatro juntas en todos los procesos era hablarlo todo entre todas y ponernos de acuerdo, sobretodo en el guión. De ese modo, el resto de procesos fluían bien ya que íbamos todas hacia una misma dirección. En el rodaje nos dividíamos roles en cámara y dirección de actrices, pero nos intercambiábamos los roles según el día, según la escena o la inspiración de cada una.

fotograma_2_las_amigas_de_agata

¿Cuál era vuestro objetivo inicial con este proyecto de final de grado?

Nuestro objetivo principal era hacer una pieza en la que aprendiéramos durante el proceso, nos lo pasáramos bien entre nosotras y estuviéramos satisfechas de ello. Sabíamos que ese curso académico nos podía aportar mucho, ya que disponíamos del tiempo para ello y nuestro profesor Gonzalo de Lucas ideó una metodología para los proyectos de final de grado del itinerario de Dirección en el que podíamos aprender mucho: teníamos su tutorización durante todo el proceso y las tutorías puntuales de León Siminiani y Isaki Lacuesta.

Respecto a los planos que utilizáis, ¿guardan alguna relación con la forma de sentir de Àgata y los cambios que tienen lugar en ella?

Queríamos centrarnos sobretodo en Àgata y sus sentimientos, así que los planos también estaban orientados a transmitir su proceso, aunque no siempre estaba premeditado. Apostamos por la primeros planos en su rostro, planos más claustrofóbicos de las chicas en la primera parte y otros más abiertos para el final. También filmamos mucha naturaleza en la segunda parte, era algo que teníamos claro desde el principio, la depuración de Àgata en ese espacio (en Colera, Costa Brava).

fotograma_5_las_amigas_de_agata

¿Cómo decidisteis la perspectiva de la cámara en cada secuencia? ¿Qué material utilizasteis para grabar?

Utilizábamos el material de la Universidad. Eso nos permitió disponer de las cámaras todo el tiempo que quisiéramos. Normalmente, grabábamos con dos cámaras. Desde el inicio decidimos mantener el plano estático, centrarnos en el encuadre y que el ritmo y el movimiento viniese de dentro del mismo plano.

Nuestro método consistía en llegar a la localización en cuestión y buscar el mejor encuadre para cada situación. Dependiendo de la escena, ya teníamos el encuadre pensado con anterioridad y otras veces lo pensábamos al momento. Casi siempre poníamos una cámara filmando a Àgata y otra a las amigas.

fotograma_6_las_amigas_de_agata

En cuanto al reparto, ¿cómo elegisteis a las actrices? ¿Cómo fue todo el proceso?

Fue un proceso largo, de casi tres meses, que se hizo paralelamente a la escritura de guión. Como el guión no era nuestro fuerte, nuestro tutor, Gonzalo de Lucas, nos recomendó encontrar pronto a las actrices para empezar lo antes posible a grabarlas e involucrarlas en el proyecto. La verdad emocional que queríamos transmitir en el guión tenía que surgir de un trabajo conjunto con las actrices.

Y volviendo al tema adolescencia – paso a la edad adulta, ¿cuáles son vuestros referentes en el cine o en televisión? ¿Qué películas o series consideráis que hacen un buen retrato de esta etapa o cuáles os gustan por algún motivo concreto?

No tenemos unos referentes a los que nos ciñéramos para desarrollar la película, pero si que hicimos un poco de investigación en ese tema y vimos varias películas centradas en grupos de amigas o el paso a la edad adulta.
Nos gustó, por ejemplo, l’Age Atomique, Foxes, US Go Home, De jueves a domingo

fotograma_8_la_amigas_de_agata

¿Creéis que se trata de un tema bien tratado en la ficción? ¿Qué echáis en falta?

Sí, creemos que cada director/a lo retrata a su manera y estilo. Cuando investigamos sobre el tema, vimos que había muchas películas de grupos de chicas, pero no encontramos ninguna en la que la trama principal se centrara en esa sensación de disolución o cambio en el grupo.

¿Cuáles pensáis que son las razones del éxito de Les amigues de l’Àgata?

Aunque el contexto sea en torno a cuatro chicas veinteañeras, es una película en la que se puede sentir identificado todo el mundo, ya que el cambio que siente Àgata puede pasar en varios momentos de la vida o en distintos entornos.

El público destaca también la naturalidad de las actrices, que transmiten algo cercano y real. Como realizadoras de la película, no juzgamos los personajes ni queremos transmitir un discurso cerrado, sino que preferimos que cada espectador la sienta a su manera. Eso también es algo que la gente nos ha remarcado.

fotograma_7_las_amigas_de_agata

De haber podido contar con más medios, ¿qué os habría gustado hacer que no pudisteis por ese motivo?

No hay nada respecto a la trama que nos impidiera hacer el presupuesto, ya que el proyecto estaba pensado a adaptarse a lo que teníamos y era cómo nos sentíamos cómodas, sin presiones presupuestarias. Se trata de una película que surge del marco académico por lo que no pudimos pagar a todo el equipo con sueldos reales, sino que todos participábamos como ejercicio de aprendizaje. Si tuviéramos el presupuesto para ello sí que hubiéramos pagado a todo el equipo.

Finalmente, ¿cómo os sentís cuando comparan Les amigues de l’Àgata con Girls y describen la cinta como una versión catalana con personalidad propia?

Lo que nos vincula a Girls es la amistad femenina como uno de los puntos centrales del guión. Como pudimos comprobar en la fase de escritura, durante la cual vimos muchas películas y series que retrataban grupos de chicas, siempre hay varios leitmotivs que se repiten: perfiles de personajes, situaciones… No obstante, Hannah y Ágata tienen personalidades muy distintas. En consecuencia, sus dudas, temores y problemas también lo son. Pero las dos están rodeadas por sus amigas. Ellas son las que, finalmente, unen estos dos personajes de ficción.

Poster 700x1000 AF

Si os pica el gusanillo y queréis saber más sobre Les amigues de l’Àgata sólo tenéis que entrar en su página web o ver la peli