Samuel Hernández: “La vida es darte cuenta de que el asfalto es blando”

Personalidad, sensibilidad, delicadeza. Las ilustraciones de Samuel Hernández transmiten eso y mucho más. Con un gran talento en sus manos, este canario hace las delicias de quienes aman los retratos, los desnudos y también el cómic. Como sirenas, sus dibujos atraen y atrapan. Y una vez los descubres, ya no hay vuelta atrás 

A mí me pasó hace apenas unos meses, cuando encontré su trabajo a través de las redes sociales. Y con premios literarios, publicaciones, exposiciones, salones del cómic y talleres impartidos en su haber, no cabe duda de que Samuel es muy versátil.

Con motivo del sorteo de la ilustración que veréis a continuación (y en el que aún podéis participar pinchando aquí), he querido hacerle una entrevista al artista detrás de El asfalto el blando. Sólo puedo decir que me ha encantado poder conocer mejor a este artista de la tinta, la pintura acrílica y el gouache. Y que, probablemente, también os encante conocerle más de cerca 

sorteo-samuel-hernandez

¿Cómo empezó tu relación con la ilustración? ¿Cuándo y cómo empezaste a dibujar?

Dibujo desde que tengo uso de razón. Me resultaba muy relajante volver del colegio y dedicar el tiempo a dibujar. Y seguí, hasta hoy. Nunca dejé de hacerlo, y a la hora de meterme en la universidad, hacer Bellas Artes y dedicarme a la ilustración era el paso más natural.

¿Tuviste siempre claro que te querías dedicar a ello?

En absoluto. En su momento tuve muchas dudas. Meterme a estudiar Filología, Filosofía… en fin, muchas otras opciones. Pero dedicarme al dibujo era lo más normal. Cuando pensé en a qué quería dedicar mi vida, pensé: “quiero ser como Moebius, como Manara. Dibujar siempre, dedicarme a algo que no me deje de divertir nunca”.

nebula-samuelhernandez

¿Has encontrado dificultades en el camino? En ese caso, ¿cuáles fueron y cómo las has ido superando?

Muchas. No es un trabajo fácil, en absoluto. Desde la situación laboral en Canarias, a la actitud de muchos clientes. Que la gente considere que lo que haces son dibujitos y que, además, como te diviertes, no tienes derecho a cobrar por tu trabajo. Todos los días te encuentras alguna piedra en el camino, pero se van pasando. Todos los problemas son problemas porque los ves desde la posición de problema. Mientras seas capaz de darle un poco la vuelta y re enfocarlos, todo pasa. Pero en general no me quejo. Mi entorno siempre ha confiado en mí y me ha apoyado en mis decisiones, así que las dificultades diarias pesan menos.

melissa-samuelhernandez

Y respecto al mundo del arte en nuestro país, ¿qué crees que se podría hacer para que se valorara (tanto económica como culturalmente) más el trabajo de los artistas?

Tenemos que educar a la gente. Al final, buena parte de la culpa de cómo funcionan las cosas hacia nuestra profesión es nuestra. No hablo ya de a nivel nacional, porque si bien conozco a mucha gente, no voy a meterme en temas que no me competen. Pero en Canarias hay mucha división entre los profesionales. Mucho individualismo y poco interés por remar juntos a un mismo punto. Muchos que ofrecen precios insosteniblemente bajos por su trabajo. Cierta sensación de que todos los que se dedican a lo mismo que tú son competencia.

Tenemos que ser un grupo, remar juntos, ser conscientes de que todos los que nos dedicamos al arte somos compañeros de trabajo, no rivales. Si no, no damos una imagen sólida como profesión, sino dividida. Y es ahí cuando no se nos toma en serio… y no puedo culpar a la gente que no ve así. Ojo, que no quiere decir que todo el patio sea de esta manera. Tengo grandes amigos aquí que se dedican a la ilustración, con los que puedes contar siempre para apoyarte en lo que haga falta, para ser una piña. Pero no es suficiente para dar una imagen sólida de grupo. Al final todo se reduce en educar a la gente. Enseñarles por qué nuestra profesión es tan respetable como cualquier otra. Y eso tenemos que hacerlo todos, no unos pocos.

vengadores-samuel-hernandez

En relación a tu obra, ¿cuáles son las técnicas que más te gusta utilizar?

Me encanta la tinta. Nunca llegué a pillarle el punto mientras estudiaba, y supongo que por testarudez he seguido trabajando con ella, hasta llegar al punto en que hoy es una técnica indispensable para mí. También uso mucho pintura acrílica y gouache.

¿Y qué es lo que te inspira?

Cualquier cosa puede inspirarte en un momento determinado. Pero en general, los peces. Tienen algo que hace que no pueda parar de mirarlos. Los beta, sin ir más lejos. El movimiento de su cola, de sus aletas, me parece de lo más bello e hipnótico que hay.

sirena-samuelhernandez

En tu presentación de tu página web encontramos esta frase que me ha llamado mucho la atención: “Todo ilustrador es un poco escritor, y todo escritor es un poco ilustrador”. Has ganado varios premios literarios, ¿cómo combinas estas dos actividades?

Lo de los premios literarios en agua pasada, jajaj. Hace años escribía bastante más. También era la época en la que aún “dudaba” de a qué dedicarme. Pero sí, realmente creo que escribir y dibujar son básicamente lo mismo. Con ambos medios creas historias. De forma más o menos explícita, pero lo haces. Yo al menos no empiezo a dibujar hasta que no he creado alguna pequeña historia para lo que voy a hacer, algún pequeño texto, que en general nunca ve la luz, y muchas veces solo se queda en eso, en el detonante del dibujo. La literatura y la ilustración son hermanas. Creo que Apollinaire, con sus caligramas, no deja duda de que esto es así.

catrina-samuelhernandez

El asfalto es blando. ¿Por qué?

Porque la vida es darte cuenta de que el asfalto es blando. Siempre caminamos hacia un punto. A veces tenemos metas definidas, otras veces no. Y siempre, por el camino, hay obstáculos. A veces solo te ralentizan, otras veces no son nada, y muchas veces, tropiezas y te caes. Y ahí tienes dos opciones: te quedas en el suelo llorando por el daño que te has hecho, o te levantas y sigues caminando hacia el destino que te has marcado. La vida, en general, es hacer lo segundo. Y este patrón se repite una y otra vez. Nos seguimos cayendo, y nos seguimos levantando. Y llega un momento en el que te das cuenta de que las caídas ya no duelen tanto. Sigues tropezando, pero ya no cuesta tanto seguir adelante. Es ahí cuando te das cuenta de que el asfalto del camino no es tan duro como al principio.

medusa-samuelhernandez

One Reply to “Samuel Hernández: “La vida es darte cuenta de que el asfalto es blando””

  1. Hola n_n

    Son preciosas sus ilustraciones, ¿verdad que sí? Ya hacía mucho tiempo que seguía a Samuel por facebook y no recuerdo si por alguna red social más… posiblemente. ¡Y me encanta! Es muy muy inspirador.

    Muy buen artículo… Me voy a tener que ir currando más los comentarios para ponerme a tu altura XD

    Un saludo n_n

Los comentarios están cerrados.