Sigue estos sencillos pasos para conseguir un culo perfecto

¿Los medios de comunicación no paran de taladrarte con la mierda esa del culo perfecto? ¿Tienes de repente (vaya, qué raro) la necesidad/manía o meta de que tu culo se ponga en su sitio o donde se supone que tiene que estar según las revistas? ¿Estás aquí porque buscas otra rutina desastrosa e inútil con la que experimentar el efecto placebo de estar consiguiendo ese culo con el que sueñas? Me temo que estás en el sitio equivocado si ése es tu objetivo.

Pasemos a lo importante

Científicos reconocidos de todo el mundo admiten que meterse un pepino por el culo es más efectivo que seguir los consejos de las revistas femeninas para obtener algún resultado decente en el gimnasio, y más concretamente en tu culaso. Y si no me creéis, os aconsejo a los entendidos en fitness que me estáis leyendo que echéis una ojeada a los siguientes links. Os recomiendo que pongáis la mente en modo “echarse unas risas”. Más vale no tomar todo esto en serio:

Este pepino ayuda a tu culo perfecto

burn-mad-men

¿Te sale ya espuma por la boca?

Vale, que no cunda el pánico. Muchas mujeres ya estamos más o menos habituadas a recibir el constante bombardeo de todo este tipo de basura. Aseguramos que se puede llegar a tener una vida normal, pero sólo si no se presta atención a estos mensajes. En mi caso, dejé de comprar revistas femeninas hace algunos años y me va bien. Mi salud mental me lo agradece cada día.

silly

Ahora, vayamos al núcleo de la cuestión: ¿qué cosas en común guardan todos estos posts?

  • Que los han escrito personas no expertas en el tema. O por lo menos, si se las dan de expertas, se les debería caer la cara de vergüenza.
  • Que es súper fácil de la muerte conseguir resultados no haciendo nada ni sudando la gota gorda.
  • El step parece ser la salvación a todo problema.
  • Las sentadillas sin peso son nuestras aliadas (espera, que me atraganto de la risa).
  • Que las pesas no son para mujeres. Y en caso de incluir algún ejercicio de fuerza en el entrenamiento, que sea sólo uno, ¡por Dios! No vayamos a convertirnos en Arnold.
  • Tonificar, sí. Pero hacer músculo, no. ¿¿¿???
  • Que el entrenamiento de fuerza no es para mujeres.
  • Que, en caso de nombrarse la dieta, no se presta atención a las proteínas.
  • Que, demasiado a menudo, las revistas femeninas son machistas (esto se sale ya del tema y simplemente lo dejaré ahí, porque daría para muchas tesis doctorales).

Pero entonces, ¿qué hacemos?

Para empezar, dejar de leer todo este tipo de mierda. No quiero ser barriobajera, simplemente utilizo la palabra que más se acerca a una buena definición: todos estos consejos son una mierda muy grande. Tanto o más que ésa que aparecía en Jurassic Park.

shit

Una vez nos hayamos desintoxicado de este mundo ideal, yo, como no experta pero persona que ha sufrido este tipo de bombardeo masivo en su propia piel, os recomendaría las siguientes cosillas (ahora ya en serio):

  1. Cambiad la Glamour o la Vogue como consejeras de nutrición y ejercicio por blogs como el de Sergio Espinar o Fitness Revolucionario.
  2. Pedid consejo a alguna de esas amigas o amigos a los que llamáis “ratas de gimnasio”, “mazados” o “tochos”. A lo mejor alguna de ellas entrena fuerza o algún deporte que os pueda resultar interesante, como el powerlifting, y tenga idea de por dónde podríais empezar.
  3. Los consejos de vuestros amigos o amiguis pueden estar muy bien y os pueden servir, pero contrastadlos con otras fuentes profesionales.
  4. Preguntad al/la monitor/a de vuestro gimnasio que veáis que entrena a la gente con rutinas de fuerza.
  5. Si no os sentís bien con nada, es probable que necesitéis ir antes a un especialista (psicólogo). La autoestima es lo primero.
  6. Si de verdad queréis tomaros en serio lo de hacer ejercicio, si consultáis a un/a nutricionista deportivo/a (con titulación, que hay mucho fantasmiko suelto) conseguiréis vuestros objetivos de forma más rápida y de paso aprenderéis a comer de una vez por todas.
  7. Si estáis a gusto con vuestro cuerpo (¡enhorabuena! Poca gente lo está) pero simplemente queréis hacer ejercicio por aquello de estar sanas, tirad también por los entrenamientos de fuerza. Se queman más calorías, se previenen lesiones, se mejora la postura y se frena el envejecimiento.

Reflexión profunda final

Si después de leer este post seguís prefiriendo “tonificar” porque os ha ido bien hasta ahora y porque os da miedo convertiros en una bestia parda, es vuestra decisión. Podéis seguir haciendo GAP, Aeróbic, Aerobox y ejercicios sólo para chicas y podéis continuar pensando con prejuicios hacia el entrenamiento de fuerza. Al fin y al cabo, no es vuestra culpa: las revistas y los medios no os dejan en paz con sus dichosos consejos de cómo debería ser vuestro cuerpo y lo que deberíais hacer para conseguirlo. Yo sólo puedo deciros que ya llevo más de medio año haciendo powerlifting y jamás había estado en un estado tan bueno de salud, y encima resulta que tengo fuerza y me veo buena. Ah, y no me ha crecido polla, tranquilas.

stupid



One Reply to “Sigue estos sencillos pasos para conseguir un culo perfecto”

  1. […] en el que poco o nada importa meter cada vez más caca a lo que comemos; y la segunda se aprovecha de hacernos sentir mal a las mujeres constantemente desde que nacemos para […]

Los comentarios están cerrados.