Bianca

Bianca es la primera valiente que se ha animado a participar en “Retrato de una generación”. Esta joven estilista valenciana derrocha positividad, entusiasmo y talento por los cuatro costados. Y es que no por nada trabaja en una de las publicaciones nupciales más importantes (y bonitas, todo sea dicho) de nuestro país. Ella hace que el lema “Joven Aunque Sobradamente Preparad@” sea una realidad. Ahora podrás conocer un poco más a Bianca con esta entrevista.  

Bianca

Bianca, ¿cuántos años tienes?

26.

¿Qué has estudiado?

Formación profesional. Primero F.P.M. en Confección, Patronaje y Moda y F.P.S en Asesoría de Imagen Personal. Terminé mis estudios, hice las prácticas correspondientes y aunque mi intención era continuar estudiando, al terminar mi periodo de becaria continué con mi puesto y de forma natural me integré en el mercado laboral. Además, como encontré mi verdadera vocación en lo que hacía, no me pareció renunciar a nada. No descarto seguir formándome, es más, me parece totalmente necesario.

¿Crees que tus estudios te prepararon bien para el mundo laboral?

No. Creo que me dieron una idea muy general. Aunque aprendí bastantes cosas no me sentía cualificada por el simple hecho de estudiar o tener un título. Esa sensación apareció más tarde, cuando llevaba alrededor de un año trabajando en mi puesto.

¿Qué echaste en falta?

Por una parte, la gran mayoría de mis profesoras no habían ejercido la asignatura que impartían (el mayor error en mi opinión), y por otra creo que en España se estudia un ámbito general y no te especializan en nada, mucho menos en lo laboral.

Y ahora, ¿tienes trabajo? ¿Es de lo que estudiaste?

Sí, trabajo para lo que más cualificada estoy, aunque considero que soy muy autodidacta por mi naturaleza curiosa. Además, como desde pequeña siempre he querido trabajar en el ámbito de la moda, soy muy vocacional, y las horas cuando trabajo o cuando estudio se me pasan volando.

¿Te gusta?

Desmedidamente.

¿Cómo son tus condiciones laborales?

MUY mejorables. Me encanta lo que hago, pero no siempre puedo permitirme trabajar de mi profesión, porque mi trabajo no siempre me sustenta -por lo que pagan, no porque me falte volumen trabajo como tal. Al ser independiente económicamente, en ocasiones (cada vez menos) lo compagino con otros trabajos para, al menos, cubrir ciertas necesidades. En realidad me considero muy poco materialista y prefiero recortar en ocio y otros asuntos que trabajar en algo que no me motiva y hasta consigue lo contrario. No siempre es posible, pero mi pareja me apoya mucho y gracias a él equilibro los meses en los que cobro más por los que cobro menos.

¿Crees que si te fueras al extranjero estarías mejor, laboralmente hablando?

Sí, creo que al principio sería duro, pero la razón por la que no lo hago desde luego no es esa, es más bien que desgraciadamente no hablo otros idiomas (reto 2015 lo llamo). Siempre he querido vivir en distintos países pero espero no verme obligada a hacerlo y que sea una decisión propia en el momento que crea oportuno, que incluye a mi pareja. Tengo la sensación que fuera de España incluso se valora que seas joven, y aquí el hecho de que tengas algunos menos de 30 puede ser incluso un inconveniente, y de forma irracional también eres mayor pasados los 45. El margen en el que te pueden dar oportunidades es muy estrecho. Por otra parte, creo que en caso de volver aquí con la experiencia de haber trabajado fuera eso repercutiría de forma positiva en mi curriculum.

¿Te has ido fuera? ¿Quieres irte? ¿Por qué?

Hice una beca Leonardo en Francia hace bastantes años, pero entiendo que a nivel puramente laboral sería totalmente distinto. Creo que tengo un punto aventurero y muy curioso que me hace no tener demasiados temores a los cambios, a salir de mi círculo de confort… Para mí, lo importante es la estabilidad emocional por encima de todo, y teniendo eso, si cubro ciertos gastos casi básicos, sería feliz, tal como lo soy ahora. Vivir en otras culturas y ambientes distintos me parece posiblemente una de las acciones más sanas a nivel psicológico, para crecer a nivel personal y como parte de la sociedad. Evidentemente tiene su parte negativa como alejarte de muchas personas importantes en tu vida que te dan cierta tranquilidad sólo por el hecho de estar presentes en el día a día, y supongo que eso sería lo más duro.

¿Cuál es tu trabajo ideal?

Mi trabajo ideal está ligado a la moda, sobre todo por su poder de comunicación, eso es lo que más me atrae. A día de hoy no me imagino otro trabajo que me satisfaga más, aunque a la larga me gustaría hacer distintos proyectos compaginados con el que ahora ejerzo sin dejarlo de lado. Lo que sí espero es que me dé cierta estabilidad tanto en condiciones laborales (cotizar las horas que hago realmente, cobrar un precio digno que me permita tener una estabilidad todos los meses y me dé un mínimo margen para poder llevar a cabo algún proyecto profesional o personal a largo o corto plazo). Así que espero seguir trabajando de estilista, especialmente dirigiendo el departamento de moda de alguna publicación especializada (como hago ahora mismo) o formando parte del equipo. Me encantan las redacciones…

¿Crees que lo conseguirás en España algún día?

Mi parte realista y racional me obliga a creer que es bastante complicado, y la confianza en mí misma y algunos (pocos) casos que conozco me mantienen esperanzada de que sea así, y como ya he dicho, si me voy al extranjero quiero que sea por decisión propia.

¿Cómo te ves en cinco años?

Laboralmente, soy positiva porque creo que para mi edad y la situación general actual estoy preparada para el mercado laboral, además me considero muy competente. Por eso tengo esperanza en estar estable incluso bastante antes de ese transcurso.

¿Qué esperas del futuro? ¿Cuáles son tus ilusiones, tus sueños?

Por ahora tengo ideas a grandes rasgos. Evidentemente espero seguir trabajando dentro de mi profesión, estar cada vez más cualificada y que me sienta realizada en todos los ámbitos con ello. También me haría mucha ilusión crear algún proyecto de negocio con mis padres (que creo que tienen muchos talentos casi ocultos o más bien desaprovechados en sus anteriores trabajos), casarme con mi chico, viajar, seguir tan testaruda como ahora…No voy más allá, creo que tengo más clara la idea de aprovechar mi vida y mis recursos más que los acontecimientos como tal.